dreamers05__

Cuanto más miedo nos de vivir, más “pornografía” necesitaremos

El paso de la censura a la “liberación” audiovisual

Cuanto más miedo nos de vivir, más “pornografía” necesitaremos

El paso de la censura a la “liberación” audiovisual

15 julio 2016

546987.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxxYa nos lo decía la añorada Lina Morgan en Vaya par de gemelas: “Lo que antes era pecado, ¿se acuerdan? Que todo el mundo te decía: <es pecao, es pecao> Hijo, ahora te duele la cabeza y te dicen: ná dale al <kiki> y se te pasa”. Hemos pasado de vivir asustados y atemorizados a desear sobrepasar todo límite conocido. De la censura hemos pasado a cargar de sexo y violencia los productos audiovisuales tanto que se ha llegado a poner anuncios para prevenir los suicidios, especialmente entre los más jóvenes (The Magicians).

El nivel de violencia explícita ha aumentado (Kill Bill, Saga Saw, La Pasión de Cristo, 50 sombras de Grey o Dexter y Hannibal) y la incorporación de escenas “gore” (alto contenido de violencia explícita) cada vez se perciben con mayor naturalidad. Lo mismo sucede con la sexualidad. La cámara, quizás como el ciudadano oprimido durante años, ya no tiene pudor y lo que antes se llamaba pornografía, ahora pasa inadvertida por subliminal. Poco a poco la tolerancia ante el sexo y la violencia se va ampliando precisamente con una intención comercial. De esta forma, se manipula al espectador que termina pegado a la pantalla y con la necesidad de “un capítulo más”.

La tolerancia ante el sexo y la violencia se va ampliando poco a poco

 ¿Es el sexo un reclamo comercial inevitable?

Esta corriente moderna de “pansexualizarlo” todo ha alcanzado a las series de TV (Master of Sex, True blood, Sexo en Nueva York, Empire o Juego de Tronos). Como decía recientemente Lorenzo Silva en La Voz de Almería sobre Juego de Tronos, en general las subtramas de esta serie tienen que ver con una apuesta por el gore y la pornografía light. Hoy parece que volvemos a vivir un nuevo Mayo del 68, donde una revolución popular, sana en origen, desencadenó un movimiento de liberación que terminó con consecuencias sociales y familiares inesperadas (Soñadores, de Bertolluci).

so??adores cartel

El cine y las series de TV han de tener un componente de entretenimiento pero no son, si son arte, atajos de huida para no afrontar la realidad cotidiana sino todo lo contrario. Cuanto más miedo nos de vivir, más burbujas ficticias nos crearemos para compensar nuestra falta de protagonismo. Terminamos con un entrañable fragmento de El principito que oculta una bella enseñanza: “No se ve bien más que con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

 

(Artículo publicado en La Voz de Almería )

Carlos Aguilera Albesa

@caguileralbesa

Empresario y crítico de cine

Foto Curso de Verano Cine Almeria_Para blog

 

———

¿Quién querría un boliC sin su capuchón?

Cabecera con titulo

En las imágenes: Los derechos de propiedad intelectual de las críticas corresponden a los autores y/o medios de comunicación de los que han sido extraídos; en este caso de La Voz de Almería. El copyright de las imágenes de las películas, series de tv o  de cualquier otro formato audiovisual referenciado (poster, carátula, fotografías, sonido e imagen de cada DVD, tráiler, banda sonora,…) pertenecen a las correspondientes productoras y distribuidoras.

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

19 − Nueve =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Be Sociable, Share!