Psicosis_cabecera_2

“Guía fácil para entender el cine”

ENTREVISTA AL AUTOR: JULIO RODRIGUEZ CHICO (PARTE II).

“Guía fácil para entender el cine”

ENTREVISTA AL AUTOR: JULIO RODRIGUEZ CHICO (PARTE II).

2 julio 2014

 

            Allá por el 20 de marzo recomendábamos una novedad editorial desde Signis España, “Guía fácil para entender el cine”, de Julio Rodriguez Chico. Ahora publicamos la segunda parte de aquella entrevista, haciéndola coincidir con la llegada del verano, donde se suele encontrar más tiempo para dedicarle a la lectura.

              Julio Rodríguez Chico es crítico de cine y editor del interesante blog La Mirada de Ulises y miembro de Signis España. “Guía fácil para entender el cine” viene de la mano de Mestas Ediciones cuya misión podría resumirse con su propio lema editorial: “Porque un libro puede cambiarte la vida”. En una edición sencilla, con cubierta rústica y unas 255 páginas, el autor, según sus propias palabras, ha tratado de dar a conocer los distintos géneros cinematográficos en sus códigos, esencia y recorrido en el tiempo, aunque queda alejado de lo que sería un manual de historia del cine al uso. 

              Con intención de acercarnos al autor para conseguir ver su rostro humano, le propusimos, desde Signis España, una entrevista en dos partes para desgranar e ir un poco más al fondo de las razones de esta novedad editorial. Con esta segunda parte completamos una entrevista en dos tiempos, que nos ayuda a recordar viva esta novedad editorial para todo amante del cine.

  
 

Guía-fácil-para-entender-el-cine-portada-2En el tercer capítulo titulado “El cine de entretenimiento y evasión” hablas del cine como lugar de ocio y liberación para una sociedad trepidante que necesita válvulas de escape y bálsamos para una mente fatigada, cuando no aburrida y angustiada. Ahora me interesa detenerme en cómo es el sujeto que ve (mira) cine; un sujeto fatigado quizás porque cree que lo puedo todo, un sujeto aburrido y sin ilusión; y un sujeto angustiado, como si su verdadero “yo” gritara en su interior bajo toneladas de basura. Últimamente no paro de hacer referencia a la película de Pixar “Wall-e” que, de alguna forma, me sigue pareciendo profética, especialmente por indicarnos hacia donde nos podría llevar tanta red social y tanto dispositivo móvil… Pues bien, ¿qué películas crees que muestran mejor cómo es el hombre y la mujer de hoy? Y ¿cómo explicarías brevemente por qué? Gracias.

Pienso que, en el fondo, la gente es como siempre ha sido: necesitada de sentirse bien y a gusto con lo que tiene delante. El problema es que ahora se vive más hacia afuera, con la preocupación de un gozar de un bienestar presente y de un seguro de futuro… lo que le lleva a evitar lo arduo, lo doloroso, lo difícil. El espectador de cine, en su mayoría, quiere que una película le distraiga y descanse de los problemas de su vida, y el adolescente -principal consumidor- necesita sensaciones rápidas y fuertes… Solo algunos buscan un cine interesante con el que aprender intelectual o afectivamente, con historias interiores y personajes como ellos…

Con ejemplos concretos y centrándome en el cine español, un público poco exigente irá a ver “Las brujas de Zugarramurdi” o “La gran familia española”, mientras que el que esté interesado en cuestiones de fondo verá “Todos queremos lo mejor para ella” o “La plaga”, por citar algunas de las más recientes. Para seguir con cintas que han competido por los últimos premios Goya, “Stockholm” deja ver el modo de ser masculino y femenino al encarar una relación sentimental. En el ámbito internacional, quiero destacar el cine del iraní Asghar Farhadi (“A propósito de Elly”, “Nader y Simin, una separación”, “El pasado”), por saber conjuntar ambas vertientes y por hacerlo desde presupuestos antropológicos profundos.

Nadery Simin

Dices en la página 98 sobre el cine de aventuras y de acción que en el fondo , “El Seños de los Anillos” nos habla del combate interior que todos padecemos, de la tensión entre las fuerzas que nos empujan a hacer lo correcto y cumplir nuestra misión en una comunidad, y de aquellas otras que nos invitan a ceder y sucumbir a la tentación para terminar convirtiéndonos en esclavos de las pasiones (Gollum) o en tiranos de los demás (Sauron). Sinceramente creo que esta Guía fácil para entender el cine podría convertirse en una brújula con la que rastrear qué es aquello que ha hecho que me emocione o al menos podría indicar el camino hacia ello… ¿Crees que los espectadores tienden a pensar las películas e incluso a debatir sobre ellas o que tan solo son espectadores de palomitas que no se complican la vida con estas cosas? A parte de la respuesta general, ¿podrías contarnos cómo es tu experiencia en este sentido cuando vas al cine con alguien bien sea más o menos conocido? Muchas gracias.

Pienso que la mayoría de los espectadores solo le pide al cine que les entretenga durante dos horas… y quizá que les deje buen sabor de boca. Su inquietud se termina al salir de la sala, y básicamente se interesa por la historia narrativa, por lo que se cuenta explícitamente. Es el cine como industria de consumo, que da lo que el público acomodado quiere y que se alimenta de tópicos. No se hace mayores consideraciones… ni anteriores ni posteriores a la proyección. Precisamente por esa carencia y con la intención de ayudar a reconocer lo que subyace en esas historias es por lo que he escrito este libro. Con él, pretendo facilitar al lector unas claves para descubrir las ideas que subyacen en cada género… para pensar cada película, sin dejar por ello de vivirla y disfrutarla.

Mi experiencia, por ejemplo con los cine-forum en los que participo, es que la gente disfruta tanto o más con el coloquio posterior que con la película… porque, al hilo de comentarios, explicaciones y apuntes de unos y otros, de alguna manera vuelven a verla de una manera más rica, la valoran más y se les queda grabada… con ganas de volver sobre ella. Comentarios como el de “yo no había visto esa película: gracias” o “me encantó cómo ese plano del llavero manchado de sangre resume la película (en referencia a “Amor bajo el espino blanco”, de Yimou) y el sentido del sacrificio en el amor”… hacen que merezca la pena el empeño por enseñar a ver cine, tanto en sus aspectos formales como de fondo.

La siguiente pregunta podría generar algo de polémica. Y por ello te pido disculpas por adelantado.

En la página 139 de tu libro hay un apartado titulado “Billy Wilder, ironía y acidez corrosivas”. Ciertamente a lo largo de dicha sección y siguientes, en ningún momento expresas ninguna idea personal negativa sobre este director sino más bien lo contrario; aunque quizás con cierta diplomacia. El caso, es que utilizar la palabra “corrosivas” se presta a entender o a confundir que es el mismo Billy Wilder quien es corrosivo, ya que la ironía y la acidez son suyas. Por formular una pregunta para poder ir dando algún paso, ¿crees que hay algún aspecto en la obra de Billy Wilder que pudiera ser dañino para quien lo vea? Quizás me equivoque, mil disculpas, pero ¿crees que en alguna obra de este director pudiera existir oculta una intención concreta y mostrarla bajo un envoltorio de altísima calidad? Muchas gracias.

Sin ser un especialista en la obra de Billy Wilder, le considero uno de los grandes de la comedia por su inteligencia para mostrar la realidad de la condición humana -a veces mezquina y miserable- y de una sociedad concreta -a veces hipócrita y superficial-. La ironía, el doble sentido y la acidez son reclamos sanos para la inteligencia, cuando van acompañados de una distancia que le permite reírse hasta de sí mismo. Pienso que eso lo hace de manera impecable Wilder, como lo hiciera su maestro Lubitsch. En cambio, si esa acidez deriva hacia el cinismo autodestructivo que niega cualquier esperanza al protagonista, entonces caemos en el nihilismo más empobrecedor… como se ve en multitud de películas de la posmodernidad. Pero Wilder no era un posmoderno sin moral, sino un hombre inteligente y con la chispa necesaria para cuestionar una moral de circunstancias, para despertar a quienes veían el cine (la vida) sin matices ni variantes.

¿Qué le diría a una persona que siempre se levanta de mal humor?

Que se mire al espejo y trate de reírse de sí mismo.

Al margen de la figura de Wilder, pienso que el cine debe fomentar el sentido crítico del espectador, y que la mirada debe cuestionar lo que se está viendo sin dejarse llevar por los sentimientos o por los mensajes implícitos en cualquier historia. Salvo en el caso del cine infantil-juvenil y en algunos casos extremos -en los que lo escabroso y provocativo no justifica sus imágenes, porque son gratuitas y dadas a la polémica-, pienso que quien se sientan en una butaca debe estar preparado para ver cualquier película y asistir a cualquier desenlace, porque las historias no tienen por que ser enteramente (y superficialmente) positivas, porque el director debe dejar libertad -con la planificación, con el uso de la música…- para que el espectador se fije en lo que quiera, para que valore el comportamiento de sus personajes, para que trate de formarse su propio juicio, etc… Este es el verdadero “cine para adultos”, sin miedo y sin ingenuidad.

“El buen cine debe estar muy ligado a la vida y plasmar la diversidad de puntos de vista que existen”.

(Julio Rodríguez Chico)

Una pregunta más. A pesar de que el libro que nos convoca está pensado para cine, me gustaría preguntarte: ¿valen los criterios para aprender a mirar también para series de televisión o se requeriría otra guía? Y ya que estamos dentro del mundo de las series de televisión, ¿qué series recomendaría y por qué? Muchas gracias.

Hay aspectos en el libro que serían aplicables a las series de televisión pero, como sabemos, su lenguaje tiene características propias que no se tratan en esas páginas. Además, los ejemplos que se ponen son únicamente del mundo del cine, por lo que sí… sería necesaria otra guía más próxima al terreno y a la actualidad del género televisivo. Siento decir que no estoy en condiciones de emitir un juicio sobre las series ni de recomendar una en concreto, pero quizá “Downton Abbey” sea de lo mejor que se ha hecho últimamente.

Y por último, para concluir la entrevista volvemos a la batería de preguntas cortas que pretenden seguir captando el alma del autor a través de los detalles más nimios.

Estas son las preguntas:

1. ¿Montaña o mar? No hay que hacerlas incompatibles. Mar, desde la costa.

2. Si 100% es todo el tiempo del que disponemos durante todo un día, ¿cuánto le dedicas a la lectura y cuánto al visionado de material audiovisual de cualquier tipo?

 De media, la lectura puede llevarse un par de horas al día, algo similar al empleado en ver cine y/o televisión.

3. ¿Podrías decirnos algún momento de su vida donde pasaras miedo? Con la incertidumbre de la espera, en una consulta médica.

4. ¿Qué crees que es lo mejor del cine? Su capacidad para transmitir experiencias y sentimientos humanos.

5. Si pudieras pedir un deseo, ¿cuál sería?

 Entiendo que limitándonos al ámbito del cine, que en el plan de estudios de los niños-jóvenes se contemple la educación a través de la imagen.

6. ¿Qué le diría a una persona que siempre se levanta de mal humor? Que se mire al espejo y trate de reírse de sí mismo.

7. Sin pensarlo demasiado, ¿qué es lo más bonito que le ha pasado en los últimos dos días? 

Comprobar que, en el día de mi cumpleaños, importaba a más gente de la que pensaba.

8. Última pregunta; y puede extenderse si quiere. ¿Qué proyectos tiene para el futuro?

Aparte de seguir enriqueciendo mi blog “La mirada de Ulises” con lo que la actualidad nos va ofreciendo, en ese momento estoy CARTEL2disfrutando mucho con la organización de varios cine-forum… porque me permiten entrar en contacto con la gente a partir de las películas, y porque da mucha satisfacción saber que les ayudo a descansar y a ver cine.

Cuando la coyuntura editorial mejore, me gustaría escribir un libro centrándome en aspectos y momentos esenciales en la vida del hombre -desde el nacimiento hasta la muerte pasando por el amor, la familia, la amistad o el trabajo-, y hacerlo a partir del análisis de algunos títulos recientes y de calidad. Se podría llamar algo así como “Gritos y susurros de cine”, en homenaje a la película de Bergman.

 

CONCLUSIÓN

Hay quien escribe un libro para ganar dinero, y no lo veo mal porque es justo y normal. Sin embargo, para mí, escribir este libro ha sido una experiencia enriquecedora porque me ha obligado a pensar y sistematizar lo que veo y leo de manera habitual. No me ha movido el afán de obtener un beneficio económico sino el de transmitir lo que sé y el modo en que me enfrento a unas películas. He querido que el lector comprendiese y amase un poco más el cine… y he terminado siendo yo quien lo ha comprendido y amado un poco mejor. Por eso, me siento ya bien pagado, porque he disfrutado escribiendo y tratando de hacer fácil su lectura… a la vez que intentaba no rebajar sus contenidos y su profundidad. Hacer divulgación ha sido un bonito reto.

De ahí mi agradecimiento a la Editorial -Mestas Ediciones- que me lo encargó y que dio todo tipo de facilidades, dejándome completa libertad para escribir. Y por extensión, también mi agradecimiento a quienes me han apoyado en su elaboración o en su promoción… entre quienes incluyo a SIGNIS ESPAÑA y a Carlos Aguilera al darme la oportunidad con esta entrevista.

Gracias a ti.

 Leer primera parte de la entrevista.

 

Entrevista realizada por:

Carlos Aguilera Albesa.

Cabecera con titulo        

En las imágenes: Fotograma de “Psicosis” – Copyright © 1960 Shamley Productions. Distribuida en España por Paramount España. Todos los derechos reservados. De la portada del  libro “Guía fácil para entender el cine”, Mestas Ediciones © 2013. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Nader y Simin, una separación”, película distribuida en España por Golem © 2011 Asghar Farhadi Films. Todos los derechos reservados.Y fotograma de “Stockholm” – Copyright © 2013 Caballo Films. Todos los derechos reservados.

 

Si quieres recibir información de forma exclusiva, introduce tu email:

 

 

Be Sociable, Share!

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

9 − Ocho =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Be Sociable, Share!