INSIDE OUT

La tristeza como ingrediente necesario para la fiesta de la vida

Desde el cine al 39º Festival de Teatro de El Ejido

La tristeza como ingrediente necesario para la fiesta de la vida

Desde el cine al 39º Festival de Teatro de El Ejido

23 julio 2016

Gran TorinoA la luz de las películas de los últimos años podemos decir que la tristeza es un leitmotiv del cinecontemporáneo. Una tristeza pesada pero bella; pesada porque sabe a amargura cotidiana pero bella porque reta a los personajes a salir de sí mismos y a renacer de sus cenizas. En “Gran Torino (2008)”, Clint Eastwood nos recuerda con maestría y sencillez que un personaje como Walt Kowalski, inflexible y cascarrabias, consigue replantearse sus ideas gracias a la relación con su joven vecino asiático. También en “The Visitor (2007)” vemos cómo Richard Jerkins, un profesor de economía de unos cincuenta años ha perdido el gusto por su trabajo y por la vida en general. Una relación inesperada con Tarek, un músico sirio, y Zainab, su novia senegalesa le permitirá afrontar su profunda soledad y apatía por todo. Incluso en la oscarizada película de Disney-Pixar “Del Revés (2015)” asistimos al hermoso descubrimiento de que la tristeza no solo forma parte de la vida sino que es necesaria para entenderla y disfrutarla.

La tristeza es bella porque reta a salir de sí mismos

 ¿Tiene la tristeza una utilidad?

La tristeza tiene una utilidad. Es valiosa. Parece como si las grandes obras del cine nos invitaran a adentrarnos en la espesura de la tristeza, con esperanza y no con resignación. ¿Por qué entonces le tenemos miedo a películas con cierto toque triste o amargo? Se suele oír la frase de “más dramas no; que bastantes trae ya la vida”. Hasta cierto punto puede ser comprensible pero ¿basta la comedia superficial de moda o los realities del mal llamado “corazón” (Gran Hermano) para abrazar nuestra vida sin querer huir de ella? Decía Buero Vallejo que al amargo de la vida no se le vence con la explosión mecánica de la risa o el aturdimiento de las distracciones, sino con su TheVisitor[1]contemplación valerosa. Y eso es justamente lo que nos infunde el buen arte, valor para ser protagonistas de nuestra vida. El Festival de Teatro de El Ejido nos brinda la ocasión de aprender dicha valentía de los grandes; esos que han sabido sacar oro de la tristeza: Cervantes, Concha Velasco, Sara Baras, Shakespeare, El Brujo o José Sacristán… El verdadero arte es una escuela contra el miedo a vivir. Seamos pues valientes caballeros dispuestos a asomarnos al espectáculo total de la vida, también con sus derrotas.

(Artículo publicado en La Voz de Almería )

Carlos Aguilera Albesa

@caguileralbesa

Empresario y crítico de cine

Foto Curso de Verano Cine Almeria_Para blog

 

———

¿Quién querría un boliC sin su capuchón?

Cabecera con titulo

En las imágenes: Los derechos de propiedad intelectual de las críticas corresponden a los autores y/o medios de comunicación de los que han sido extraídos; en este caso de La Voz de Almería. El copyright de las imágenes de las películas, series de tv o  de cualquier otro formato audiovisual referenciado (poster, carátula, fotografías, sonido e imagen de cada DVD, tráiler, banda sonora,…) pertenecen a las correspondientes productoras y distribuidoras.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veinte − catorce =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Be Sociable, Share!